JUAN Y RAQUEL

Son Burguet

SON BURGUET

Finca Son Burguet | Juan y Raquel.

Si de algo están pendientes los novios en el día de su boda, además de que todo salga tal y como lo han programado durante meses, es del tiempo. Los momentos previos a la celebración de la ceremonia, las miradas de los novios e invitados estaban dirigidas al cielo para comprobar que, al menos, no lloviese durante la ceremonia de la boda, y así fue, pues la lluvia apareció después.

Pero el tiempo no fue ni mucho menos un impedimento para que la boda de Juan y Raquel saliera como se la habían imaginado. Para empezar, el marco elegido para la celebración, la finca Son Burguet, ya les garantizaba un éxito rotundo, pues su enclave es sencillamente espectacular.

SON BURGUET, AGROTURISMO MALLORQUÍN

Este agroturismo está situado en plena sierra mallorquina de Tramuntana, en el pueblo de Puigpunyent, concretamente. Se trata de una finca señorial de carácter histórico del siglo XVIII rodeada de olivos centenarios con bosques de pinos y encinas.

Los fotógrafos de boda en Mallorca somos unos privilegiados por poder llevar a cabo nuestro trabajo en lugares tan especiales como este, en el que nuestras fotografías muestran la belleza de los sitios más recónditos de la isla de Mallorca, los cuales, gracias a la acertada elección de los novios, podemos compartir con todos nuestros seguidores de la página web.

SON BURGUET, 300 HECTAREAS DE BELLEZA

Son Burguet nos regala en un total de 300 hectáreas de terreno un impresionante jardín, terraza, capilla, pista de baile, piscina… todo ello con unas vistas panorámicas a las montañas de la Serra de Tramuntana que no nos dejan indiferentes y aparecen en la mayoría de fotografías del reportaje de boda de Juan y Raquel.

Como no, tanto la ceremonia como la fiesta se celebraron en la misma finca Son Burguet. La novia apareció espectacular con un vestido de volantes adornado con encajes y escote palabra de honor. Coronó su vestido con un velo que formaba parte de su peinado y decorado también con un delicado y elegante encaje. Pero, sin duda alguna, lo que destacaba de la novia eran sus ojos azules y su eterna sonrisa. Su alegría y emoción, en definitiva. Sentimientos que los fotógrafos de boda en Mallorca nos encanta captar en nuestras fotografías.

El novio  llegó vestido con un elegante traje azul oscuro con corbata, la cual iba a juego con el pañuelo del bolsillo de la americana, que le dio el último toque de elegancia. Y la misma elegancia acompañó también a un grupo de amigos de Juan que, para su sorpresa, aparecieron vestidos con traje, camisa blanca y corbatín rojo. Impecables y divertidos, su imagen anunciaba más de un momento divertido en el transcurso del día. Y así fue.

SON BURGUET, DECORACIÓN EXQUISITA

La finca Son Burguet, un lugar muy reclamado en los últimos dos años, desde que promocionaron su propuesta para la celebración de bodas y otros eventos, se vistió con  sencilla elegancia en tonos rosa pastel para los detalles de decoración, a juego con el ramo de la novia, en el que destacaba el rosa fucsia entre flores campestres de delicados rosa palo y rosa pastel.

Algo une a todos los fotógrafos de boda en Mallorca, la pasión por su trabajo, y eso precisamente se demuestra en cada fotografía, en cada boda a la que, gracias a vosotros, tenemos la oportunidad de asistir.

La ceremonia pudo finalmente celebrarse al aire libre, en el idílico jardín de la finca Son Burguet con vistas a las impresionantes montañas de la Sierra de Tramuntana, ya que la lluvia no apareció hasta un poco más tarde.

Los novios Juan y Raquel no perdieron en ningún momento el buen humor ni la emoción que compartían en cada minuto. Durante el transcurso de la ceremonia hubo numerosos momentos de emoción por parte de los familiares y amigos de los novios.  Instantes que los fotógrafos de boda en Mallorca captamos para eternizar en el resultado final de vuestro reportaje de boda.

Muchos dicen que Raquel es la novia más sonriente, pues sonríe también con su mirada, y Juan demostró su felicidad a cada segundo. Les brillaron las miradas a lo largo de todo día. Sus amigos y familiares compartieron con ellos su felicidad y alegría sin dejar de bailar y divertirse.

SON BURGUET

EL LUGAR PERFECTO PARA LA CELEBRACIÓN DE TU BODA

El cómodo interior de la finca, decorado con un gusto exquisito, acogió el final de la fiesta, donde nuestras cámaras fotografiaron los momentos más alegres y divertidos de la velada, protagonizados, como no podía ser de otra manera, por los novios y sus amigos, principalmente.

No es necesario ser el mejor fotógrafo de bodas en Mallorca para captar impresionantes fotografías en un lugar idílico como es la finca Son Burguet. El lugar es una postal en sí misma, convirtiéndose en el escenario perfecto para poder compartir con los familiares y amigos los eventos más especiales.

La verdad es que podríamos hablar sin parar de cada boda a la que asistimos, contar con detalle todo lo vivido, describir todos los detalles personalizados de la decoración, que hablaban inevitablemente de Juan y Raquel, pero preferimos dejaros con el resultado de nuestro trabajo, porque las fotografías hablan por sí solas y siempre, siempre, una imagen vale más que mil palabras.

ANGEL FOTÓGRAF | Son Burguet.