Si un fotógrafo busca una mirada cautivadora, a nosotros nos cautivó su trabajo, sin duda alguna. El trato recibido y las ganas contagiosas de todo el equipo de Àngel  Fotògraf, fue lo que nos hizo falta para que mi pareja y yo nos sintiéramos bien. No estábamos acostumbrados a ser el objetivo de una cámara que busca fotografiar cada cosa que sucede ese día.

Principalmente nos aportaron tranquilidad, saber que has elegido a buenos profesionales y que de alguna manera te despreocupas  porque confías en ellos y sabes que va a hacer un buen trabajo, sin más. Y tener esta sensación en un día tan lleno de detalles que has supervisado mil veces, la verdad es que es de agradecer.

Al poder observar el trabajo final, nos sorprendió más todavía. Nos mostraron momentos que nos pasaron desapercibidos, captaron cada detalle importante del día y muchas emociones. La verdad es que fue una boda especialmente emotiva y se nota en el álbum de fotos. Puedes incluso revivir cómo te sentías en ese momento!

Como novia me hicieron sentir muy especial, me trataron con cariño y no exagero si digo que sacaron lo mejor de mí. Los dos estamos muy contentos con su trabajo, el cual aprovechamos esta oportunidad para recomendarlo, de hecho ya lo hacemos sin darnos cuenta cada vez que nombramos a todo su equipo. Son formidables, de verdad, y divertidísimos. Elegirlos fue todo un gran acierto.