Con los ojos cerrados volvería a elegirlos!. El equipo de Àngel Fotògraf me cautivó al ver el trabajo que hicieron para la boda de mi mejor amiga. Y antes de terminar de ver el álbum ya los había elegido. Me conmovieron sus fotografías.

Lo comenté con mi novio, pero sólo se lo comenté, ya que no quise que cambiara mi opinión ni me hablara de otros fotógrafos. Estaba decidida. Las fotos me parecieron como una extraordinaria sucesión de momentos reales y emotivos y eso quería para el día de mi boda, exactamente eso.

Al hablar con el equipo de Àngel Fotògraf, me transmitieron la tranquilidad que estaba buscando, la confianza de saber que harían  un buen trabajo. Al llegar el día, no dejaron de estar pendientes de nosotros en ningún momento; fotografiaban cada detalle, cada instante y lo mejor de todo, nos inspiraron la tranquilidad y la confianza que necesitábamos para ser nosotros mismos.

Nos arrancaron risas, implicaron a nuestros los amigos y familiares, los trataron a todos de maravilla y sacaron lo mejor de nosotros mismos. De todos.

¿Recomendarles?, claro!. Con los ojos cerrados.