SUSANA & JOSEP MARÍA

Fotógrafos de bodas en Menorca

Cuando la vida decide sorprenderte, como les sucedió a Josep María y Susana, no puedes hacer otra cosa que rendirte y dejarte llevar. Esta pareja de novios son especiales por muchas razones, su historia personal es un relato digno de ser contado. Un relato que habla de romances a orillas del Mediterráneo, de las segundas oportunidades con las que el destino te sorprende, de trenes que regresan a la misma estación. El suyo es un relato que habla de lo que más nos gusta como fotógrafos de bodas en Menorca, habla de amor.

Josep María y Susana ya se conocían de hacía tiempo, de épocas de libros y calcetines, años de instituto y salidas de fin de semana. Cada uno siguió su propio camino sin imaginar que nada menos que quince años después el devenir del destino provocaría un reencuentro. Desde entonces juntos, y desde ahora, para siempre, porque lo que estamos contando es su Boda en Menorca. Y ambos deciden que sus votos merecen ser escuchados desde lo más alto, así que preparan una increíble Ceremonia Civil sobre las rocas del bellísimo lugar que es S´algar, en la isla de Menorca. Hace tiempo que esta isla es destino de veraneo de Josep María, una segunda casa. Ambos imaginaron el escenario perfecto para celebrar su reencuentro y su Boda, ambos sabían que querían las aguas de la isla, su cielo y su aire limpio. Limpio como la sonrisa que no se les borra jamás del rostro. Es una delicia ser fotógrafos de Bodas en Menorca con parejas que desbordan complicidad cada segundo, además de ser poseedoras de una carácter cercano y cálido. Ese sentimiento que comparten, lo contagian a todo el que se quede a su lado aunque sea un instante. Qué fantástica oportunidad para obtener fotografías emotivas y llenas de sentimiento.

Y hasta ese lugar mágico que es S´algar, en Menorca, se desplazaron ellos y su gente querida. Todos ellos, familia y amigos, estaban encantados de poder ser testigos del comienzo de esta hermosa historia, en un entorno paradisíaco. Un simple vistazo a sus fotografías de Boda sirve para conocerlos, para respirar el aire que les envolvía y sentir su alegría. Son fotografías llenas de color y vida, de cariño y risas. Porque así fue su Boda. Nuestra ilusión es mayúscula cuando nuestras cámaras tienen la oportunidad de ser testigos de una Boda tan especial. Nuestra ilusión como fotógrafos de Bodas en S´algar, nada menos, crece por momentos. Pero sigamos contando.

Ella, una novia radiante. Su tez dorada era iluminada por el sol pero, sobre todo, por su expresión de felicidad. Una expresión alejada de los nervios y cercana a la ilusión de unirse para siempre con el amor de su vida. Vestida de blanco, entre encajes y rosas para sus manos. Su melena lucía casi suelta y las fotografías de sucedían solas, porque cuando eres fotógrafo de Bodas en Menorca y tienes delante a novia que irradia alegría te faltan manos para capturar las imágenes que sabes serán fotografías magníficas, frescas y, si, románticas, porque hablamos de una Boda.

Josep María no podía sonreír más, su alegría era latente. Y esa alegría no encontró obstáculos ni siquiera en su cuello, como si este estupendo novio temiera que sus palabras fuesen detenidas por el camino, renunció a la corbata creando sus propios protocolos. Colores claros y muchas ganas de verla, de estar con ella. Si por separado estos novios eran especiales, juntos simplemente encajaban. S´algar está lleno de rincones en los que las fotografías naturales de esta pareja tenían más sentido que nunca. La belleza que siempre perseguimos como fotógrafos de bodas en Menorca les nacía por dentro y los rodeaba por fuera. Sin lugar a dudas se estaba creando un reportaje de Bodas increíble y único para una pareja igual de especial.

Estos novios supieron escoger su lugar en Menorca para celebrar su ceremonia civil, sin duda, y tuvieron muy en cuenta la comodidad de los asistentes y de ellos mismos, pues el restaurante en el que tendría lugar el banquete nupcial estaba situado apenas a unos metros de dónde habían pronunciado sus votos. Un restaurante en el mismo S´algar, el Amura Luxury. Un restaurante de cocina mediterránea de fusión, cocina divertida para festejar en el paladar lo que estaba sucediendo entre las mesas. El restaurante Amura Luxury estaba siendo el escenario perfecto para el constante intercambio de sonrisas, que subían a carcajadas con mucha facilidad. Cuando el rey del ambiente es el cariño entre todos los presentes se nota, y se nota en las fotografías espontáneas que nacen de momentos únicos y gestos sinceros. Son ese tipo de fotografías las que nos gusta perseguir, porque están cargadas de emoción y esa emoción se sentirá al mirarlas de nuevo, cada vez, por mucho tiempo que pase. Es el milagro de ser fotógrafos de boda en Menorca, poder convertir un instante en un recuerdo.

Y para no salir de este sueño de Boda civil en S´algar, para no alejarnos del mar, de sus ecos y sus luces, el reportaje de postboda lo realizamos en la Isla del Aire. Una pequeña isla presidida por un faro a poca distancia de Menorca. Un faro como metáfora perfecta para la historia de Josep María y Susana, una guía, una luz en medio de la vida que los supo guiar a un mismo punto para que pudieran arribar a tierra. Su tierra, su vida en común. Y volvimos a pasarlo fenomenal tomando fotografías con una pareja entregada a la alegría de un momento mágico y único en sus vidas.

Chicos, ha sido un verdadero placer formar parte de esta historia tan especial y tan bonita siendo vuestros fotógrafos de Boda en Menorca, y con todo el cariño con el que nos gusta trabajar, aquí están vuestras fotografías de Boda. Que la felicidad os acompañe el resto del camino.