Carlos y Eric


Hotel Son Antem – Bodas en Mallorca

Desde Barcelona volvieron a su tierra natal, Mallorca, para casarse en esta isla privilegiada. No podía ser de otra manera. Y desde la ciudad Condal se desplazaron también parte de sus amigos que no quisieron perderse la celebración.
Carlos y Eric son una pareja extremadamente divertida y esa cualidad estuvo presente en cada momento. Diversión, alegría, naturalidad, emoción… un cóctel de emociones que consiguió llenar el día de instantes de locura de esos que se convierten en inolvidables.

El lugar elegido para la celebración fue el Hotel Son Antem, en Llucmajor, un enclave privilegiado con unas zonas ajardinadas impresionantes y unas vistas únicas. La decoración de la boda estuvo cuidada al detalle, sin excesos, sencilla pero elegante. Cuando un lugar es especial, como el hotel Son Antem, no es preciso nada más.

El sentido del humor de los novios se contagiaba en el ambiente y provocaron muchos momentos de locura y diversión, lo cual provocó una conexión especial para la realización del reportaje de boda. Conectaron con la cámara en milésimas de segundo, bastaba con una mirada, un gesto, para que el objetivo captase tanto en una misma instantánea.

El momento de más emoción vivido en el hotel Son Antem, fue sin duda protagonizado por las madres de Carlos y Eric, las cuales iban espléndidas vestidas con vestidos de colores vivos y elegantes, rosa y rojo respectivamente. Su emoción como madres, su orgullo y su alegría no pudieron ser contenidas en ningún instante. Se convirtieron en las protagonistas de los momentos más emotivos.

Los novios vestían trajes de color azul de dos tonos diferentes pero los dos con un estilo propio que les definía claramente. Corbata, chaleco y la misma flor en la solapa, minúsculas flores blancas que culminaban la elegancia que desprendían.

Después de la celebración en el hotel Son Antem, la post boda fue realizada por nuestro equipo en otro lugar privilegiado, la playa de la Costa de los Pinos. Elegimos las horas del atardecer para captar de Carlos y Eric los momentos más románticos, acabando mojándose en el mar, lo cual nos regaló unas instantáneas muy divertidas y especiales.

Angel Fotógraf.